6 formas de manejar tus finanzas para tu pequeño negocio

Lo que pasa con los propietarios de pequeñas empresas es que la mayoría de nosotros somos expertos en una cosa. Y a menos que dirijas un negocio de contabilidad o de inversiones, no es probable que esa cosa sean las finanzas. Así que, para muchas pequeñas empresas, la mayor lucha que enfrentamos es la administración de nuestro dinero. Aquí hay algunos consejos para manejar las finanzas de su pequeña empresa para que pueda salir adelante.

Como desbloquear tu tarjeta: https://tramitesbancarios10.com/como-desbloquear-mi-tarjeta-banorte/

CUIDA DE TUS CLIENTES

El factor más importante para que su negocio funcione bien o fracase son los ingresos. Los clientes traen ingresos. No es exactamente que el cliente siempre tenga razón, pero el cliente es importante. Cuidar de dar a sus clientes una experiencia de calidad es crítico para el éxito o el fracaso de su negocio. Los clientes leales no sólo seguirán siendo clientes de su negocio, sino que también se lo contarán a sus amigos. El boca a boca es una de las mejores formas de atraer nuevos clientes y consumidores.

ENTENDER TU PRESUPUESTO

Es importante tener un presupuesto completo. Entenderlo es aún más importante. Muchos empresarios tienen dificultades para entender exactamente cuánto cuesta llevar el negocio. Cada costo de su negocio debe tener una línea de presupuesto, incluyendo el papel higiénico y los artículos de limpieza. No empiece a gastar dinero en gastos no presupuestados, y si lo hace, agréguelo al presupuesto. Los gastos no presupuestados pueden sumarse, y pueden ser un cambio significativo.

TENER UN FONDO DE EMERGENCIA

Su pequeño negocio necesita mantener algo de dinero reservado para emergencias. No es diferente de sus finanzas personales cuando se trata de gastos o reparaciones inesperadas. No tener ese dinero a mano puede hacer o deshacer un negocio. Si ocurre lo inesperado y no tienes el dinero disponible, tu única opción es pedir un préstamo. Para muchos propietarios de pequeñas empresas, esto no es posible. Es posible que ya deban demasiado o que no tengan buen crédito. Si una pieza fundamental de la infraestructura de su empresa falla y no puede reemplazarla, su empresa podría fracasar.

MANTENER EL FLUJO DE CAJA

Usar cuentas de crédito es tentador, pero es una receta para el desastre. Necesitas equilibrar tus gastos e ingresos diarios. Necesitas estar seguro de que estás recibiendo lo suficiente para pagar tus gastos generales y reemplazar tu inventario. Si se da cuenta de que está gastando más de lo que ingresa, debe reconsiderar la forma en que administra su dinero. Encuentra lugares para reducir los costos y asegúrate de tener suficiente dinero en efectivo a mano para hacer los pagos necesarios. De lo contrario, se verá obligado a depender del crédito. Incluso si esperas dinero de las facturas pendientes, el dinero que gastas en intereses puede consumirte en tus beneficios. Asegúrate de que estás administrando tu flujo de caja para no quedarte atascado en el pago de tus facturas con cuentas que devengan intereses.

UTILIZAR EL SOFTWARE DE CONTABILIDAD

Es más fácil y le ahorrará tiempo. Los ordenadores pueden manejar nuestras complejas matemáticas mucho mejor que nosotros. Tú introduces tus gastos, tus facturas y tu información de nómina, y el programa hace el resto. Los programas de contabilidad han existido por décadas, y muchos de ellos se han vuelto fáciles de usar. Esto significa que hasta el más inexperto propietario de un negocio puede aprender fácilmente a usarlos. Puede comprar programas de software para su computadora, pero cada vez más empresas se inclinan por el uso de servicios basados en la web. Se pueden configurar rápidamente y se puede acceder a ellos desde cualquier lugar.

PRESTAR ATENCIÓN A LOS CONTRATOS

No confíe en acuerdos verbales con sus clientes que pagarán en una semana. Asegúrate de que tienes una estricta política de facturación para los clientes, y que te apegas a ella. Puede parecer bueno ser flexible, pero hacerlo regularmente puede llevarte a sobreextenderte. Asegúrate de que cualquier trabajo que estés planeando esté detallado en un contrato. También debes asegurarte de que tanto tú como tu cliente entiendan el alcance de tus expectativas. Si no lo haces, te encontrarás proporcionando al cliente de forma gratuita

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *